Mis Consejos para Integrar Trabajo y Maternidad.

Una pregunta que escucho mucho es: ¿De qué manera encuentro equilibro entre mi trabajo y mi maternidad?

Si eres mamá y además de esto trabajas (bien en una compañía o bien en tu emprendimiento) tienes muchas cosas en tus manos. Yo misma sé que no es moco de pavo compensar el trabajo con la maternidad. Claro que podemos organizarnos mejor, hacer listas de menesteres y sacar el máximo desempeño a nuestro tiempo, mas debemos reconocer que la perfección y el cómputo perfecto no existen.

Desde mi opinión es fundamental decidir qué deseamos tener en nuestra vida, cuál es el modo de vida que queremos y con qué nos comprometemos a incluir en nuestro cada día. Entonces, te recomiendo dejar de llamarlo “equilibrar” y dejar de verte como una malabarista. Te recomiendo llamarlo “Integración de Roles”, ya vas a ver que ponerle un título diferente ayuda bastante. Para eludir la sensación de culpa y de ansiedad que la mayor parte de las mamás trabajadoras sienten, es esencial tener en consideración lo siguiente:

Es casi imposible hacerlo todo al mismo tiempo: Las mamás que son solamente amas de sus casas frecuentemente sienten que han perdido su identidad como mujeres, y desean regresar al planeta profesional tarde que temprano. No es mejor ser mamá profesional y tampoco ser ama de la casa. Se trata de aceptarlo, y saber que sea como sea nuestra actual situación, está sosten al cambio, siempre y en toda circunstancia. Cuando reconocemos que es realmente difícil hacerlo todo y hacerlo todo a la perfección, entonces podemos respirar aliviadas y dejar para mañana, o bien para el próximo mes o bien aun el próximo año, lo que no pudimos hacer el día de hoy.

Establece prioridades: Si todo fuera tan simple como trabajar ocho horas y ser capaz de hacer cenas y comidas sanas todos y cada uno de los días, hallar tiempo para hacer ejercicio, y además de esto leer cuentos a los pequeños, hacer la labor con ellos, y estar siempre y en toda circunstancia de buen humor, no estaríamos compartiendo y buscando información de manera continua de de qué manera organizarnos y hacer magia con nuestro tiempo.

La realidad es que en ocasiones deberemos llevar trabajo a la casa y comer pizza en vez de una rica comida hecha en casa. Ciertos días no vamos a tener energía para disciplinar a los pequeños ni para obligarlos a que se den una ducha o bien se cepillen los dientes, o bien que nuestras casas estén inmaculadas y limpias todo el tiempo. Recuerda que nada es perfecto y considera que trabajas duro para poder darles a tus hijos las mejores enseñanzas. Para mí siempre y en toda circunstancia es preferible jugar con mis pequeños y compartir tiempo con ellos que adecentar pisos o bien planchar ropa.

Busca vías de escape ya antes de explotar: Las mujeres tendemos a esmerarnos mucho todo el tiempo, y como madres acostumbramos a poner las necesidades del resto primero que las nuestras. Esto es lo natural, mas la mayor parte vamos apreciando en qué momento estamos demasiado cansadas y debemos poner antídoto lo antes posible para no acabar agobiadas o bien enojadas por cualquier cosa que realmente no merece un desazón.

Es esencial que solicites ayuda a tu pareja, a tu madre, o bien a tus amigas, para poder reposar de cuando en cuando. Si bien solo sea para darte un baño, ir al cine o bien ir a la peluquería y olvidarte de tus obligaciones cada día.

Hazte chequeos médicos regulares: Cerciórate de que te los haces una vez por año o bien cuando sea preciso. No padezcas en silencio si algo te duele o bien te molesta. Muchas de las enfermedades que aquejan a las mujeres se pueden advertir a tiempo y de esta manera impedir que vayan a más.

Goza de razones para reírte: La risa es la mejor terapia. Aprende a tomarte la vida menos de verdad, a mostrarte agradecida con lo que tienes, a reírte aun cuando cometes fallos, ríete a carcajadas cuando coges a tus pequeños haciendo algo jocoso o bien alguna travesura.

Te comparto Mis 10 Consejos para integrar

tu trabajo y la maternidad

Haz números y caso de que tu salario se vaya todo en abonar la guardería, replantéate tu trabajo. Quizás te convenga más trabajar desde casa o bien mudar de ocupación.

Si vives en pareja, divídanse el cuidado de los pequeños y las labores de la casa de la forma más equitativa, a fin de que ninguno de los 2 se agobie.

Intenta desconectar por completo de tu trabajo cuando llegues a la casa. Cuando trabajas fuera de casa, la calidad del tiempo que pasas con tus hijos es más esencial que la cantidad.

Desde pequeños, enseña a tus hijos que la familia es un equipo y delega en ellos labores y responsabilidades, comoordenar su cuarto.

Organízate y prepara cosas la noche precedente para eludir el corre-corre propio de tantos hogares en los que los dos miembros de la pareja trabajan.

Aprecia a tu pareja. Si tu relación es fuerte, vas a tener más apoyo y te resultará más simple conjuntar el trabajo con la maternidad. Tómense el tiempo de dialogar y compartir tiempo juntos.

Haz ejercicios o bien alguna actividad para eludir que se acumule el agobio. Intenta elegirdeportes o bien actividades que puedes compartir con tus hijos y de esta manera pasar tiempo con ellos.

No dejes que absolutamente nadie logre que te sientas culpable por ser una mamá trabajadora. Así sea por el hecho de que precises el salario o por el hecho de que te guste tu profesión, puedes conjuntar las dos cosas exitosamente.

Recuerda que eres el mejor modelo para tus hijos. Tus hijos varones al verte trabajar y atender a la familia, van a aprender que las mujeres podemos ser profesionales al unísono que amas de sus casas. Tus hijas, cuando sean adultas, van a ser fuertes y emprendedoras, como .

Haz de la planificación tu mejor aliada, lleva una agenda y un calendario familiar, prepara notificaciones en tu celular, halla la forma de administrar tu tiempo y ser más productiva. Examina mis otras publicaciones relacionada con la categoría Planificación.

Espero que goces un tanto más ser Integrando todos y cada uno de los papeles y sostener la dicha haciendo lo que amas.

Tal vez te interesen estas entradas