Los trucos de mecánica para turismos que toda chavala debe conocer

Si te has encontrado a hombres de esos que te dicen: las mujeres no saben de turismos, este artículo es para ti. Si bien sepas o bien no de mecánica automotriz de seguro utilizas automóviles y de seguro te pasa que precisas aprender a valerte por ti. Pensando en que quizás precisas una mano acá te dejamos una lista de los trucos de mecánica que te van a facilitar la vida.

Conocer el manual de usuario

De seguro se te hace como obvio este consejo, mas lo cierto es que la mayor parte de los que tienen turismos (hombres o bien mujeres) no ha ojeado ni una vez el pequeño manual. Lo más esencial es aprenderte cosas que no habías escuchado ya antes, conocer cuánto aceite y qué tipo emplea tu vehículo, temperatura máxima y otros detalles. Esto te dejará prevenir que te quedes un día a la ribera de la carretera sin tener si desee idea de qué puede estar saliendo mal.

Revisión ya antes de salir de casa

Vuelve a sonar como obvio, mas es cierto que la mayor parte de los usuarios de vehículo son muy confiados y ni examinan el aceite ni los neumáticos ya antes de salir. Es fundamental que esta clase de chequeos se vuelvan rutinarios pues si un día tienes un bote en el refrigerante y sales de este modo vas a correr con el peligro de que tu vehículo se recaliente y ahí sí va a poder ser peor el resultado. Ponte como regla: neumáticos, aceite, refrigerante/agua, gasolina, temperatura, liga de los frenos y cualquier otro detalle que sea de singular atención en tu vehículo.

Revisión mas de las cosas que no son de empleo diario

En tu vehículo no solo están los cuatro neumáticos en empleo, asimismo debes tener uno en la maleta que siempre y en todo momento ha de estar lleno y en buen estado. De igual forma, un triángulo de seguridad, gato hidráulico y otras herramientas fáciles (destornillador, pinzas, alicates, cables de socorro eléctrico) todo esto va a poder salvarte de pasar un mal rato a la vera de una carretera y hasta el momento en que un ánima dadivosa que pueda socorrerte mas no tenga cables o bien neumático extra.

Asegurarlo

Si bien estos consejos suenen poco mecánicos lo son, pues  si consigues llevar cuidado tu vehículo de seguro no deberás llegar al punto de llenarte de grasa y lanzarte bajo él para repararlo en el caso de una urgencia. Es muy normal que no tengas esta clase de prevenciones, ni los hombres las tienen, mas que eso no te detenga de adquirir un seguro de carro, es mejor tenerlo y no precisarlo que precisarlo y no tenerlo, además de esto adquiere uno que tenga servicio de grúa.

Tal vez te interesen estas entradas