Encarar relaciones con diferencia de edad

En el amor jamás nada está dicho por última vez. Todas y cada una sabemos que cupido acostumbra a desabrochar lo que se creía atado y que en ocasiones puede flecharnos por aquel que menos aguardábamos. Aun los criterios más fuertes que podamos tener pueden quedar suspendidos cuando caemos bajo el influjo de él. Quién puede dudar que las relaciones con diferencia de edad no sean una manifestación de su poder. Para este género de relaciones debemos tener muchas consideraciones y de ahí que que acá te contamos ciertas de ellas.

El decoro en las relaciones con diferencia de edad

Probablemente, la primera traba que hallamos en este género de relaciones sea el “qué dirán”. Mas esto no debe ser un género de inconvenientes si y están seguros de sus sentimientos.

Mas muy seguramente creerás que eso todavía no basta para impedir que los incesantes juicios morales no contaminen la relación. Y estás en parte en lo adecuado.

De ahí que, si todavía no estamos suficientemente seguras de sostener una relación con diferencia de edad, todavía podemos preguntar a nuestro ambiente más íntimo: ese que está formado por las personas que verdaderamente se interesan por nosotros y que nos han dado consejos y creencias que verdaderamente nos han funcionado. Sea en el amor como en la vida.

Sostener el romance

Con todo, Cupido siempre y en todo momento va a ser quien mande. Y si estamos de este modo de implicadas con nuestra pareja, ¿por qué razón no sostener viva la llama lo más que podamos?

Además de esto, tal semeja que cuanto más sostenemos encendida la llama, más vamos a poder separar un tanto más el estruendos moralista de nuestra relación. De ahí que, podemos planear hacer cosas que sean del gusto de los dos y de las que estemos seguros de que van a quedar impresas en la memoria de los dos.

Irse súbitamente por uno de esos fabulosos cruceros por el caribe, perderse un fin de semana con todo cuanto los conecta al planeta apagados (móviles, computadoras, etc), pueden ser grandes opciones para sostener vivo el romance.

Cuando es el inconveniente

Mas puede ocurrir asimismo que el inconveniente no son el resto sino más bien él: es posible que no comprenda el “lío” en el que está al estar contigo, o bien es posible que la diferencia de edad le afecte más de lo que supuso.

En un caso así, lo mejor es advertirle con trasparencia cuánto se semejan estas relaciones con diferencia de edad a las relaciones “comunes”. Eso sí, sin hacerle olvidar en ningún instante todos y cada uno de los grandes atractivos que una relación de este modo puede entregarles.

Tal vez te interesen estas entradas