cuatro mug cakes para dulces antojos

La moda de los mug cakes ha invadido weblogs, redes sociales y demás espacios de cocina por ser recetas sabrosas y simples de hacer. La poca complicación que requieren los hace ser la opción alternativa idónea para ese instante del día en que antojos hacen al estómago pedir un mordisco de algo exquisito.

Esta clase de preparación recibe su nombre por estar en general efectuada en una taza común de café, en ingles llamada mug, si bien cualquier recipiente con aguante al calor puede ser usado.

Aparte de su practicidad, asimismo resultan recomendables para supervisar las calorías que se consumen puesto que solamente se prepara una porción individual.
Te damos las mejores recetas que vas a poder hacer de manera rápida solo con taza, cuchara, microondas y los ingredientes que probablemente vas a tener en el refrigerador, ciertas ligerísimas y otras un tanto más caloríficas.

Mug cakes ligeros para estar en forma

Si buscas perder peso y estar en forma, estos mug cakes te van a ayudar a aproximarte a tu meta sin sacrificar el sabor y los gustos dulces. Además de esto, incluirlos en tu dieta diaria va a ayudar a supervisar la ansiedad y ganas de comer que en ocasiones atacan por lo menos lo esperas.

Puedes añadirle a estas recetas ingredientes auxiliares, en dependencia de cuáles sean tus requerimientos nutricionales: mantequillas de almendras o bien maní naturales, coco rallado, frutas y linaza son opciones que los enriquecerán en vitaminas, minerales, fibras y beneficios.

Banana mug cake

Para iniciar el día o bien merendar a media mañana este mug cake es perfecto y exquisito.

Mezcla un huevo más 2 claras, media taza de avena en hojuelas y media banana con la cantidad de edulcorante, canela y vainilla que desees. Añade un toque de polvo de enhornar y también introduce al microondas por 2 minutos o bien hasta el momento en que alcance la consistencia conveniente.

Puedes poner por encima la otra mitad de la banana y otro toque de canela para dar más sabor.

Brownie ligero

Este mug cake es idóneo para horas de la tarde o bien noche, cuando ya el consumo de hidratos de carbono ha de ser menor que en la mañana mas deseamos un gusto dulce. Es una receta enormemente proteica y con la dosis conveniente de grasas buenas que son precisas para el buen funcionamiento del organismo.

Mezcla en la taza 2 cucharadas de harina de almendras, una cucharada y media de cacao en polvo sin azúcar,  media cucharadita de vainilla y una cucharadita de la leche de tu preferencia. Añade edulcorante al gusto y un pellizco de polvo de enhornar. Pone en el microondas por un momento o bien hasta el momento en que consiga la consistencia deseada. Si lo quieres, pone más almendras finamente cortadas por encima y un toque auxiliar de cacao.

Mug cakes clementes

Para esos instantes de apetito y ganas de concederse un dulce, estas opciones veloces y prácticas son la opción ideal para los paladares más golosos que procuran satisfacción y sabor.

Cheesecake de frutas

Si deseas un postrecillo mantecoso y fresco, un pedazo de cheesecake es la opción ideal. Acompañado de fresa, o bien la fruta de tu preferencia, este mug cake conseguirá satisfacer el antojo de un paladar que busca contrastes entre los dulce y lo levemente ácido.

Mezcla en una taza 3 cucharadas de queso crema con 2 cucharadas de azúcar pulverizada,  añade un toque de vainilla, jugo de limón y un huevo batido. Además de esto, puedes ponerle pedazos de galletas de vainilla para darle una textura restallante. Cerciórate de que la mezcla esté bien integrada y homogénea. Colócala en el microondas por un momento y medio, o bien hasta el momento en que esté bien cocida. Por último, corta la fruta que más te guste y colócala por encima como exquisito topping.
Galleta de chocolate chip en una taza

Un tradicional y preferido de muchos que de repente se antoja es la tradicional galleta con gotas de chocolate, mas no siempre y en toda circunstancia está al alcance. Para estos instantes de urgencia, este mug cake es la solución.

Mezcla en una taza una cucharada de manteca fundida, 2 cucharadas de azúcar, 3 cucharadas de harina, el amarillo de un huevo y un toque de vainilla. Entonces añade las chispas de chocolate que desees. Colócalo en el microondas por un momento más o menos, sin dejar de observarla.

Bien sabes, la próxima vez que desees darle un gusto al paladar no vaciles en procurar alguna de estas exquisitas recetas. Emplea tu imaginación y anímate a añadir los ingredientes y sabores que desees o bien que estén libres en tu alacena. Después de ver lo simple que es cocinar de este modo, no vas a poder dejar de decantarse por un mug cake toda vez que el apetito ataque.

Tal vez te interesen estas entradas