Conoce tus ladrones de Tiempo y Véncelos.

Ya hemos conversado que nuestro día tiene solo 24 horas y es imposible hacer aparecer por arte de birlibirloque horas auxiliares. Entonces, el secreto no es tener más tiempo diario sino más bien aprender a administrar nuestro tiempo personal para tener niveles perfectos de productividad y hacer lo que precisamos en el tiempo con el que contamos.

Uno de los puntos que hemos de saber manejar y supervisar son nuestros Ladrones del Tiempo, existen distintos ladrones, mas cada persona particularmente tiene mayores inconvenientes con unos que con otros.

Te cuento ciertos datos interesantes de los Ladrones del Tiempo.

Los ladrones del tiempo son nuestro primordial oponente si queremos ser productivas.
Pueden reducir entre un 50 y un 70% nuestras horas eficaces de trabajo.

Afectan de manera directa nuestra capacidad de ejecutar labores y nuestros niveles de concentración.

Nos provocan un retraso de hasta nueve minutos toda vez que caemos en su tentación.
Claramente se interponen entre nosotros y nuestras metas.

Yo conocí mis ladrones del tiempo hace unos años, en el momento en que me sumergía en las redes sociales. Yo comenzaba mi día a la perfección haciendo lo que debía hacer, me tomaba cinco minutos de reposo y entraba al Fb, y en el momento en que me percataba ya había pasado 1 hora examinando mensaje, viendo fotografías bonitas de mis amigos y respondiendo a inacabables mensajes. Lo que comenzaba como “sólo cinco minutos” se transformaban en valiosos 60 minutos en los que había perdido mi tiempo. Puesto que sí, Fb se había robado mis minutos.

Cuando decidí tomar acción y poner preso a este ladrón, leí un artículo súper valioso y me enteré que no solo tenemos ladrones que vienen de nuestro ambiente, sino asimismo existen aquellos ladrones del tiempo internos.

Los ladrones del tiempo externos son aquellos que no dependen de nuestro control y muchas veces exceden nuestra capacidad para manejarlos. Por poner un ejemplo, las llamadas telefónicas, los mensajes instantáneos, correos, asambleas de trabajo, interrupciones.

Al contrario, los ladrones del tiempo internos, son circunstancias inherentes de nosotros mismos y que se manifiestan en nuestra conducta y formas como administramos nuestro tiempo. Aquí por servirnos de un ejemplo están los hábitos multitareas, planificación deficiente o bien inexistentes, falta de objetivos claros, falta de motivación, procrastinación y la incapacidad de decir “no”.

Lo esencial de este tema es conocer Cuáles son nuestros Ladrones del Tiempo, identificar cuáles son los que más habitualmente nos ocupan, conocer la causa y ocuparnos de ellos uno por uno para comenzar a tener control.

¿Qué puedes comenzar a hacer?

Primero, te invito a que hagas un seguimiento diario de de qué manera inviertes tu tiempo. Saber qué labores haces a diario, cuánto tiempo te toma ejecutarlas y medirlas con tu planificación. Esto es, hacer una comparación entre eso que planeas y lo que verdaderamente haces.

Segundo, puesto que conoces de qué manera inviertes tu tiempo te vas a dar cuenta cuántos minutos inviertes en todos y cada labor. Te vas a dar cuenta asimismo cuánto tiempo pierdes en tus distracciones.

Al conocer estos 2 puntos ya vas a saber y vas a conocer cuáles son tus Ladrones del tiempo, entonces prosigue saber cuál es la causa, si es externa o bien interna.

¿Cuál es la solución?

Puesto que ya los tienes identificados y ya conoces la causa (interna o bien externa), prosigue entonces ponerlos en control de manera consciente a nuestros contrincantes.

Por poner un ejemplo, si perdemos un buen tiempo examinando Instagram (o bien cualquier red social) establezcamos 1 o bien dos veces al día de máximo cinco minutos cada vez para comprobar las redes. Esto te va a parecer riguroso, mas para aprender a tener control sobre esto hemos de ser estrictas con nosotras.

Otro ejemplo muy habitual es no tener objetivos claros, y vas a estar pensando, mas esto de qué manera hurta mi tiempo, puesto que si no tienes un destino claro al que quieres llegar, de qué manera vas a saber qué hacer y qué camino recorrer. Entonces no sabiendo qué debes hacer para conseguir lo que quieres, pasas tus días perdiendo valiosos minutos y horas por el hecho de que no puedes planearte. Si ves esta cadena viciosa que no permite que avances. Y me atrevo a aseverar que los Ladrones del Tiempo Internos son los más peligrosos por el hecho de que debes hacer un trabajo meticuloso en ti para identificarlos y para superarlos.

Mas despreocúpate que en próximas publicaciones te voy a contar ciertos datos a fin de que superes todas y cada una de las interrupciones más habituales y consigas superar todo lo que hurta tus minutos diarios.

Tal vez te interesen estas entradas