Ahorra Tiempo en las Mañanas. ¿De qué manera lo hago YO?

Si en tu hogar hay pequeños pequeños y cada mañana es un corre-corre, quizá te preguntes de qué manera ahorrar tiempo en ese instante vital del día. Iniciar tu jornada con prisas o bien de forma más relajada puede afectar los ánimos del día completo.

Ahora, comparto contigo 5 consejos que te van a ayudar a iniciar el día ahorrando tiempo y de forma positiva:

Acuéstate a una hora que te deje reposar lo suficiente:

Si duermes lo preciso, te va a costar menos trabajo levantarte en la mañana.

Haz que tus hijos se acuesten todos y cada uno de los días a exactamente la misma hora. Si le cuesta dormirse, acuéstalo un tanto más temprano de lo común. De esta manera van a tener tiempo para leer y relajarse y dormirse a una hora prudente.

Evita que tus hijos se duerman mirando la T.V., y intenta hacer lo mismo. Los aparatos electrónicos en la habitación interfieren con la cantidad y la calidad del sueño.
Ya antes de dormir, efectúa actividades que conduzcan al reposo, como pensar o bien leer.
Prepara todo cuanto puedas la noche anterior:

Dedica los últimos instantes del día a planearte para la jornada siguiente.
Haz los preparativos que puedas ya antes de acostarte. Todo cuanto hagas de noche no deberás hacerlo al día después. Esto te va a suponer un enorme ahorro de minutos y de energía.

Elige tu ropa ya antes de irte a dormir. De esta manera no vas a perder el tiempo decidiendo qué ponerte en la mañana.

Baña a los pequeños ya antes de acostarlos y deja preparada la ropa que se van a poner al día después. Cerciórate de que tienen todo listo. Los pequeños más grandes pueden mismos sacar su ropa.

Prepara la mesa del desayuno y, si tomas café, programa la máquina de café de noche. Pon en la mesa los cereales, el sirope y cualquier otro comestible que no requiera refrigeración.

Pon los morrales de los pequeños (o bien haz que lo hagan ) al lado de la puerta. Asegúrate asimismo de tener a mano tu cartera, las llaves, los lentes de sol y todo cuanto precises ya antes de salir.

Programa el despertador 30 minutos ya antes de lo habitual:

Levántate ya antes que los pequeños para poder desayunar y tomar café apacible. De esta manera vas a estar más relajada y de mejor humor cuando se levanten. Aun puedes bañarte antes que despierten.

Evita quedarte en cama «sólo 5 minutos más», que de forma fácil se transforman en veinte. Si no te levantas inmediatamente, probablemente sientas vagancia y que pierdas más tiempo del que quisieses. Los pequeños imitan a sus progenitores y si ven que tardas en levantarte, van a hacer lo mismo.

Pon un despertador asimismo en el cuarto de tus hijos a fin de que se despierten solos. Si se habitúan a que los despiertes, vas a perder tiempo y energía que podrías emplear en arreglarte o bien concluir el desayuno.

Evita aprender el T.V. o bien conectarte a Internet:

Si los pequeños miran T.V. en la mañana, tardan más en vestirse y desayunar.

Establece la regla de no mirar T.V. a lo largo del desayuno, el almuerzo o bien la cena. De esta manera toda la familia pone más atención a lo que se come. Asimismo mejora la comunicación familiar.

Si hablas con tus hijos en la mañana es menos probable que discutan o bien hagan un enfado para llamar tu atención.

No mires tu celular ni computadora ya antes de salir de la casa. Evita las redes sociales a esta hora.

Haz las cosas siempre y en todo momento en exactamente el mismo orden:

Si estableces una rutina y la prosigues, vas a hacer las cosas sin meditar. En cambio, si debes preguntarte continuamente qué es lo próximo que deberías hacer, vas a tardar considerablemente más tiempo en salir por la puerta.

Marca una rutina matinal para los niños: por poner un ejemplo, vestirse, desayunar, lavarse los dientes, ponerse los zapatos y salir por la puerta, siempre y en todo momento en ese orden. Si les dejas que hagan las cosas en el orden que deseen, les resultará simple distraerse y olvidar qué se supone que deben hacer.

Deja siempre y en todo momento todo en exactamente el mismo sitio y de esta manera evitarás estar buscando cosas precisas al último minuto. Por poner un ejemplo, el celular, las llaves del auto y de la casa, las lentes de sol y tu bolso.

Estos son mis secretos para ahorrar tiempo en las mañanas y créeme en el momento en que te digo que van a hacer la diferencia en tu comienzo del día y el de tu familia.

Espero que pongas en práctica estos consejos y te asista a ahorrar tiempo en las mañanas.

Tal vez te interesen estas entradas